El dinero, una mirada psicológica

El dinero, una mirada psicológica



1533351600

El dinero, una mirada psicológica



Voy a empezar con lo aburrido, es decir con la definición. El dinero es un medio de pago de bienes, servicios y obligaciones aceptado en una sociedad. Como todos sabemos, en la antigüedad el modo de comerciar era a través del trueque, la aparición del dinero en sus distintas formas potenció el comercio y lo expandió rápidamente. Hoy dependemos totalmente de él, tanto que la vida en sociedad es prácticamente imposible si no lo utilizamos.
Si bien el Banco Central de cada país es quien avala los billetes, nadie sabe a ciencia cierta si efectivamente cada banco tiene en su poder un valor equivalente propio que respalde todo el circulante con el que comerciamos, se trata de uno de esos misterios tan aceptados que ya nadie pregunta. Por lo tanto el valor de ese papel esta determinado por la confianza que la sociedad pone en él, en otras palabras no es algo objetivo sino más bien subjetivo, ya que su cotización está determinada en gran medida por lo que la sociedad cree que vale.
La relación que tenemos con el dinero está atravesada por emociones y por diferentes mecanismos psicológicos, a veces solapados, que actúan sin que lo notemos. En varias oportunidades atendí pacientes en los que el manejo de la plata estaba claramente influenciado por procesos inconscientes.
Algunas personas no pueden desarrollar todo su potencial laboral, afectados por ejemplo por un sentimiento de culpa que no les permite enriquecerse. Se trata de una amenaza inconsciente que les hace creer que no son merecedores de éxito y de riquezas. Sin darse cuenta se frenan en su desarrollo anclados en situaciones provenientes del pasado remoto.
En otros casos, se puede dar algo más llamativo, se trata de personas que si bien, no tienen inhibida su capacidad para ganar dinero, sí tienen afectada su posibilidad de gastarlo, es decir tienen mucho, pero viven como si su posición fuera otra, la de alguien pobre. Hay muchos casos de personas que viven en la miseria aunque poseen gran cantidad de dinero, propiedades, etc. Está claro que es necesario estudiar cada caso, teniendo en cuenta la singularidad del paciente, pero es frecuente encontrar en la historia pasada de un avaro, un padre ausente o abandonante. Ante esa falta, se produce a nivel psicológico un desplazamiento de la figura del padre en el dinero, por lo tanto atesorarlo es igual que conservar "al padre", gastarlo es equivalente a volver a perderlo.
Está claro que el dinero no es lo más importante, pero cuidado!!, vivimos en un mundo basado y regido por él, pelear con esta realidad es una necedad. El dinero no te va a hacer feliz, pero su falta te va a dificultar mucho las cosas. No pierdas tiempo en discusiones estériles sobre si el dinero es bueno o malo, no tengas dudas que es muy necesario, simplifica la vida, da acceso a un buen sistema de salud, a estudios de excelencia, brinda seguridad, permite viajar y conocer el mundo, otorga comodidades y hasta facilita la posibilidad de ayudar a otros. No lo dudes, ganar dinero y saber manejarlo es muy importante.

Lic. Santiago Bonomi
Matrícula CABA Nº 63442
Matrícula Prov. de Bs.As. Nº 98039

Consultorio: 011 6460 1212