Fobia social, ¿ un simple temor ?

Fobia social, ¿ un simple temor ?



1538967600

Fobia social, ¿ un simple temor ?



La timidez es un problema menor, algo que puede querer cambiar una persona , pero que en definitiva no altera significativamente su vida. Es normal estar ansiosos al conocer gente nueva, al interactuar con un grupo que no conocemos, al encarar una nueva cita, o al hablar en público, pero una vez superado el encuentro inicial deberíamos poder manejar la ansiedad y desenvolvernos sin dificultades. Las personas que padecen fobia social vivencian una ansiedad tan desmesurada que no pueden superar y que los condena a un fuerte sufrimiento.
La ansiedad es un estado de inquietud y agitación, se trata de una respuesta fisiológica del organismo que se activa de forma automática ante estímulos amenazantes o que percibimos de esa manera. Esta respuesta tiene por objetivo que podamos adaptarnos al medio y nos ayuda a prepararnos para enfrentar situaciones peligrosas, pero también ante circunstancias de la vida cotidiana que son de resultado incierto, es decir, en las que no sabemos si nos va a ir bien o mal.
Como en todo trastorno de ansiedad, en la fobia social, el problema principal es que respondemos de forma automática e inadecuada, el organismo dispara una cadena de reacciones a nivel fisiológico para prepararnos para enfrentar un riesgo, pero lo hace, ante situaciones en las que no estamos realmente amenazados.
La fobia social es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por temor persistente a ser juzgado, evaluado o rechazado por otros en situaciones sociales. Éste miedo es injustificado, exagerado, desmedido y reduce la posibilidad de interactuar con otros. A diferencia de la timidez, en la fobia social la ansiedad es tan elevada que desencadena síntomas físicos tales como, sudoración excesiva, taquicardia, dificultad para respirar, temblores, sequedad en la boca, dolor de estómago, tartamudez, etc. La reacción ansiosa se puede presentar incluso sin estar con otros, solo por pensar en una posibilidad en la que tendríamos que exponernos socialmente.
Éste trastorno causa malestar significativo, deterioro social, laboral e impide que nos desarrollemos y disfrutemos la vida. En general éstas personas tratan por todos los medios de evitar las situaciones que los hacen sufrir, tarea francamente difícil, porque en la vida cotidiana tenemos que interactuar con otros permanentemente, en la escuela, en la universidad, en el trabajo, por lo que la única salida termina siendo el abandono de actividades importantes, el aislamiento y en algunos casos puede conducir a la depresión.

Algunos Consejos

-La respuesta ansiosa no se da por la situación que enfrentamos, sino por la forma en que la percibimos y cómo nos paramos frente a ella.

-Ante situaciones que te estresen, tratá de respirar lenta y profundamente poniendo atención en la respiración y en tu propio cuerpo, por lo menos por 1 o 2 minutos, esto te va a ayudar a disminuir la ansiedad.

-Si éstas con alguien de confianza compartí lo que sentís, no sentirte solo ayuda.

-Cuando creas que los demás te observan y te evalúan de manera negativa, acordate que la percepción es una construcción propia, no refleja necesariamente la realidad, no es más que una interpretación tuya de como crees que las cosas son.

-Las personas con éste trastorno limitan sus actividades y pierden la posibilidad de relacionarse con otros, no permitas que éste problema achique tu mundo, pedí ayuda a un profesional.

Lic. Santiago Bonomi
Matrícula CABA Nº 63442
Matrícula Prov. de Bs.As. Nº 98039

Consultorio: 011 6460 1212