Trastorno de estrés postraumático

Trastorno de estrés postraumático



1579575600

Trastorno de estrés postraumático



El TEPT es un trastorno que se desarrolla a partir de haber vivenciado o presenciado un evento altamente estresante, traumático, aterrador, que supera la capacidad de respuesta psíquica, como por ejemplo, un secuestro, un ataque físico o sexual, una amenaza de muerte inminente, un desastre natural, la participación en una guerra, un accidente con heridas graves, etc.
No todas las personas expuestas a este tipo de situaciones desbordantes enferman, la posibilidad de desarrollar un trastorno depende de muchos factores que no voy a describir ahora aquí.
Ante una situación peligrosa que irrumpe en la vida, es normal que se sienta miedo, angustia, ansiedad y que se presenten ciertas alteraciones físicas y psicológicas momentáneas. Frente a este tipo de acontecimientos el cuerpo reacciona y desencadena una serie de respuestas fisiológicas que sirven para preparase para luchar o huir y tener más posibilidades de sobrevivir, pero una vez superado el peligro y a partir de la actividad del sistema parasimpático el cuerpo se normaliza y vuelve a la calma previa. Luego de enfrentar un evento altamente impactante la persona se verá afectada, pero lentamente, con el transcurso del tiempo y el apoyo de los seres queridos, debería poder mejorar, reacomodarse y superar el miedo, si esto no sucede y los síntomas se cronifican se puede desarrollar este trastorno, que se trata de una reacción patológica que se produce como resultado de la imposibilidad de elaborar una situación extrema.
Los síntomas característicos de TEPT pueden durar años, y son algunos de los siguientes: recuerdos angustiantes intrusivos y repetidos, pesadillas relacionadas con el suceso, reacciones disociativas en las que se pierde conciencia del momento presente y se siente como si se reviviera la escena, como si se estuviera inmerso en la niebla de ese pasado traumático. Pueden aparecer también comportamientos de evitación, en los que se busca escapar de lugares, personas o situaciones relacionadas con lo sucedido, se trata de un intento de evitar recordar. Estas personas pueden desarrollar conductas de hipervigilancia y reactividad exagerada, explosiones de ira, alteraciones del sueño, etc. Es muy frecuente que tengan una fuerte visión negativa de la vida y una pérdida casi total de la capacidad para disfrutar actividades placenteras. Este trastorno es superable con apoyo terapéutico.

Lic. Santiago Bonomi
Matrícula CABA Nº 63442
Matrícula Prov. de Bs.As. Nº 98039

Consultorio: 011 6460 1212